Para la inmensa mayoría de los viajeros que cruzan el Atlántico y llegan a la república Checa, este interesante país se reduce a la capital Praga, a la ciudad balneario de Karlovy Vary y con un poco de suerte, a la carretera que une Praga con Viena para luego proseguir a Budapest. 

Con nuestro programa queremos presentarles lugare de sumo interés como la joya, Cesky Krumlov, que cada vez más forma parte de los itinerarios turísticos, pero no queremos obviar ni Marianske Laszne, balneario en el que pasaron largas temporadas conocidos personajes de la literatura e historia europea, Pilsen, la ciudad que da nombre al tipo de cerveza más conocido del mundo, Olomouc o Kutna Hora, la ciudad minera que con su plata hizo rica a Praga.